buenas-practicas-motociclista-ejemplar
  • 19 diciembre, 2016

10 buenas prácticas de un motociclista ejemplar

Conducir una motocicleta de manera correcta no es algo innato, es una cuestión que necesita práctica. Perfeccionar la técnica de manejo requiere aprendizaje y un conocimiento básico tanto de las normas de tránsito como de mecánica. Conoce las buenas prácticas de un motociclista ejemplar.

No basta con tener la licencia de conducir, se debe tener en cuenta varias regulaciones y utilizar la protección adecuada, conocer y respetar las normas de tránsito, conducir con seguridad y conocer la motocicleta que conduces.

Si quieres sobresalir en la vía por tu comportamiento ejemplar, estas son las buenas prácticas que debes aplicar. 

Aquí empieza nuestro listado:

  1. La protección empieza por los ojos y sigue por la cabeza: el casco es la pieza de seguridad más importante del kit de seguridad del motociclista. Este no solo sirve para evitar una sanción, sino que es la pieza clave para cuidar tu vida. Utiliza siempre un casco seguro y adecuado, con visor transparente para proteger tus ojos. Se recomienda un casco de tipo integral, es decir, de una sola pieza que te cubra el cráneo, el mentón, las orejas  y procura que esté siempre abrochado. Debes complementar este elemento de seguridad con guantes, calzado adecuado y una chaqueta o chaleco reflectivo que debes utilizar de 6 p.m. a 6 a.m. o cuando la visibilidad sea reducida.
  2. Maneja a la defensiva: siempre es mejor ser precavido y anticiparse a las emergencias. Debes estar pendiente de los vehículos que haya cerca, mirar siempre por los retrovisores y respetar el lugar de los demás actores en la vía. De esta manera te aseguras de que respeten tu lugar.
  3. No zig-zaguees entre carriles: La norma indica que debes transitar siempre por la derecha y no zigzaguear entre carros bajo ninguna circunstancia, ni acortar camino por las ciclorrutas, pasos peatonales o entre los carros, ni adelantar por ese mismo costado ya que haciendo estas acciones pondrás en riesgo tu vida y la de tu acompañante.
  4. Evitar transitar sobre las señales blancas y amarillas de la vía cuando estas se encuentren mojadas: conducir con lluvia implica cambiar el método de conducción y ser mucho más precavido. Por eso, presta mucha atención a las carreteras mojadas y recién pintadas, disminuye la velocidad y evita  pasar sobre estas líneas de color amarillo y blanco, pues en este tipo de superficies la tracción de las llantas disminuye y el frenado se dificulta.
  5. Revisa que tu motocicleta esté en perfectas condiciones: dedica cinco minutos de tu tiempo a revisar que tu motocicleta cumpla con los requisitos mínimos de seguridad. Antes de salir a rodar revisa que el stop, las luces y las direccionales estén funcionando correctamente. Verifica la suspensión, los líquidos, la cadena y los frenos de la motocicleta.
  6. Revisa la presión de las llantas: conocer la presión de inflado correcta y realizar el mantenimiento preventivo de las llantas de la motocicleta son fundamentales para evitar una conducción inestable. Siempre debes revisar el estado de las llantas cuando estas estén frías, cuando el vehículo haya recorrido menos de un kilómetro o después de una hora de haberlo detenido.
  7. Para un frenado seguro, utiliza los dos frenos: para detenerte de una manera segura es recomendado usar los dos frenos al tiempo. El freno delantero de la motocicleta es el que proporciona el 70% del frenado y el trasero el otro 30%. Algunos motociclistas pueden pensar que detenerse con el freno delantero es suficiente, sin embargo es necesario utilizar también el freno trasero para una mejor estabilidad. Un consejo práctico es iniciar la frenada con el delantero y compleméntala con el trasero siendo muy suave en la presión que ejerces.
  8. ¡Ojo en los cruces!: realiza los cruces con prudencia mirando siempre hacia ambos lados para minimizar riesgos. Es importante conocer los principios básicos de circulación en los diferentes tipos de glorietas e intersecciones que encontramos en la ciudad, de esta manera sabrás qué espacio ocupar y cuál es la manera más segura de enfrentarte a estas.
  9. Evita adelantarte por la derecha: adelantarse puede ser una maniobra peligrosa a la hora de conducir motocicleta. Debes tener en cuenta que debes hacerlo con decisión, cerciorarte de que tengas la línea de visión correcta  y fijarte siempre si las líneas de la carretera te indican que es un buen momento. Recuerda siempre realizar el adelantamiento por el lado izquierdo del otro vehículo, nunca por la derecha.
  10. Manejar con prudencia: Es importante cumplir unos principios básicos de seguridad al conducir la motocicleta. Recuerda que esta no es un vehículo de carga, consulta el manual del fabricante para conocer cuál es el peso que la moto puede soportar. Lo permitido por la norma es llevar un acompañante que al igual que el conductor debe tener la indumentaria de seguridad adecuada y un casco. No excedas los límites de velocidad, la velocidad máxima en zona residencial es de 30 Km/h, en la ciudad 60Km/h y en carretera 80 Km/h.

Poniendo en práctica estas recomendaciones básicas de seguridad en tu rutina de conducción diaria notarás un gran cambio, pues al hacerlas estás cuidando tu seguridad y la de los demás actores en la vía, además de cumplir con las normas básicas de seguridad. Conviértete en un motociclista ejemplar.

También te puede interesar leer 5 preguntas frecuentes del motociclista y sus respuestas

¿Te ha sido útil este artículo?

No muchoEs bueno¡Mucho! (18 rating, 6 votes)
Loading...

Cursos virtuales

cta-cursos-virtuales

En la vía

cta-quien-eres-en-la-via