alcohol y conducción
  • 21 diciembre, 2016

Alcohol y conducción: historias de supervivencia

Para nadie es un secreto que el alcohol y la conducción de motocicleta no van de la mano. Sin embargo, hay quienes siguen pensando que pueden sobrellevar una conducción segura en estado de embriaguez sin tener consecuencias. La ley establece que esta mezcla es prohibida, el sentido común dice que es inapropiado conducir en este estado y una imprudencia al mismo tiempo.

Para promover el auto cuidado traemos estos testimonios de motociclistas como tú que alguna vez han experimentado un incidente que involucra motocicletas y alcohol, pero que son afortunados de compartir su historia.

Jorge Jaramillo, es el gerente de su propia empresa, tiene 36 años y dos hijos. Toda su vida ha sido un amante de las motocicletas y ha tenido la suerte de haber tenido varias en el transcurso de su vida. Sin embargo, no basta con ser un motociclista experimentado o aficionado, todos estamos expuestos a sufrir un incidente si no tomamos las precauciones adecuadas. Hoy nos cuenta su historia:

“El accidente fue hace 17 años, pero todavía lo recuerdo muy bien. Mi amigo de la universidad, Harry, estaba cumpliendo años y nos fuimos a celebrar a su casa con los demás compañeros. Bebimos hasta el cansancio y queríamos irnos a rematar, pero yo estaba conduciendo la moto y había otra persona manejando un carro.

Cuando pensamos en irnos a otro lugar a seguir la fiesta, decidimos irnos en el carro de mi amigo y en mi moto. Éramos siete personas y cabíamos todos en el carro. Sin embargo, yo decidí montarme en la moto con Harry y conducir en ese estado.

Lo último que recuerdo es que estaba en el parqueadero prendiendo la moto y después desperté en un hospital.

No recuerdo nada, solo vi que estaba rodeado de enfermeros y me sentí muy confundido. Estaba en una camilla, solo, amarrado y herido. Mi primera reacción fue preguntar por mi amigo Harry, sin embargo las noticias no eran buenas.

-Harry falleció -, dijo uno de los enfermeros. En ese momento estaba desconsolado, no podía creer lo que estaba sucediendo. Había perdido a mi amigo por haber cometido una indiscreción.

Como no recordaba nada, mis compañeros tuvieron que contarme la historia. Esto fue lo que paso: salimos de la casa de Harry en el carro y en la motocicleta, yo iba a manejar pero estaba en tan mal estado que no me dejaron, entonces Harry tomó el volante y yo me moví hacia atrás para hacer de acompañante. Las demás personas salieron en el carro. Nosotros íbamos adelante y el carro iba siguiéndonos. En una glorieta Harry perdió el control y nos estrellamos contra un árbol. Mi amigo recibió todo el impacto en la cara por lo que no logró sobrevivir. Yo, increíblemente, no tuve heridas graves. Me fracturé el fémur a la altura de la cadera y necesité de dos cirugías para recuperarme por completo. Además de eso, tuve un golpe y morados en la cara.

Hoy en día me parece increíble haber pasado por esto y haber sobrevivido. Muchas cosas cambiaron en mí después de este día, y me tocó aprender la lección ‘a las malas’”.

Jorge es un motociclista mucho más consciente después del incidente en el que tardó casi dos años y dos cirugías en recuperarse.

Aquí nos deja algunas lecciones:

  • Debemos ser conscientes de la vida de los otros y de la nuestra, manejar una motocicleta no es ningún juego y cuando de la vida se trata hay que tomar todas las precauciones.
  • Mi consejo es para los jóvenes en especial, que se creen invencibles y que escuchan las historias pero creen que eso no les pasaría jamás a ellos. Yo fui uno de ustedes que pensaba lo mismo, pero me equivoqué y me pasó.
  • No hay ninguna excusa válida para poner la vida en riesgo y menos la de otras personas.
  • Sean conscientes de lo que hacen y tomen las precauciones necesarias: siempre llevar la indumentaria de seguridad necesaria: casco, guantes, chaleco reflectivo y botas.
  • Nunca, bajo ninguna circunstancia, manejen bajo los efectos del alcohol.

banner3

Camilo Restrepo es un estudiante de diseño gráfico, tiene 22 años, se considera un motociclista con experiencia y las motos son su pasión. A pesar de esto, un día tomó la decisión equivocada y cometió un error.  Aquí nos comparte su historia:

“Era un día normal en la universidad. Después de clase mis compañeros decidieron salir a tomar unas cervezas, reunirnos y pasar el rato. Yo estaba conduciendo mi motocicleta, pero aún así decidí acompañarlos. En ese momento pensé ‘solo voy a tomarme un par de cervezas, nada malo va a pasar’.

Fuimos a un bar cerca de la universidad y todos empezaron a animarse más de lo planeado, entonces decidí ir a dejar la motocicleta a mi casa en compañía de mi amigo, Esteban. Él estaba manejando su carro, así que decidimos que lo mejor era que el me escoltara de camino hacia mi casa para irnos más seguros.

Yo había tomado unas 4 cervezas pero me sentía en perfectas condiciones. Cuando íbamos de camino hacia mi casa, pasamos por una canalización y había llovido un rato antes. La calle estaba mojada y accidentalmente la llanta se resbaló con una de las líneas blancas de la vía. En ese momento perdí el control de la motocicleta y esta derrapó hasta que un poste me detuvo.

Yo estaba asustado pero sentía que no me había pasado nada, lo primero que hice fue revisar la motocicleta para ver que le había pasado. Estaba bien aparentemente. En ese momento salieron a ayudarme unas personas que estaban en una casa cercana y habían visto el accidente.

Ellas gritaban y me decían que tenían que pedir una ambulancia, pero yo no entendía por qué. En ese momento supe que tenía una herida en la cabeza y que estaba botando mucha sangre. Al revisarme, resultó no ser nada grave. Me abrí la cabeza y tenía algunos golpes en la cara y en el cuerpo. Afortunadamente pude seguir hacia mi casa sin ningún inconveniente.

Hoy miro hacia atrás y sé que cometí una imprudencia, nunca debí haber hecho eso y arriesgar mi vida de manera innecesaria”.

A Camilo le cambió el chip completamente después del incidente, “después de eso siempre que voy a tomar dejo mi motocicleta en casa o en el caso necesario, en un parqueadero público”

Estas son sus recomendaciones de seguridad:

  • Todos debemos pensar en las consecuencias que traen nuestras acciones y saber que el alcohol y la gasolina son una combinación letal.
  • Siempre deben tener la indumentaria de seguridad, en especial el casco.
  • Cuando esté lloviendo deben manejar con más precaución y evitar transitar por las líneas amarillas y blancas de la vía.

banner4

Estas son personas que como tú circulan en la vía y están expuestas a los riesgos en ella. Sin embargo, si eres un motociclista no debes tener miedo de salir a rodar, simplemente saber que, tomando las precauciones adecuadas podrás aumentar tu nivel de seguridad y ayudar a tener una movilidad más segura. Cuida tu vida y la de los demás, no mezcles gasolina y alcohol.

También te puede interesar leer “El casco me salvó la vida”

¿Te ha sido útil este artículo?

No muchoEs bueno¡Mucho! (3 rating, 1 votes)
Loading...

Cursos virtuales

cta-cursos-virtuales

En la vía

cta-quien-eres-en-la-via